Belleza

Estar siempre bella es el deseo de toda mujer. Y en pro de cumplirlo vamos a desarrollar aquí las mejores ideas, consejos y tips para que luzcas espléndida y atractiva. La idea es que te veas hermosa y ¡los demás también lo noten!

Definición de belleza

¿Soy bella? ¿Cuán atractiva o bonita soy para los demás? ¿Cómo saber cuánta belleza tengo? Seguro que estas preguntas te han ocupado mucho en tu mente. Pues bien, pensemos en un concepto de belleza ¡En menudo lío nos hemos metido!

En simples palabras, la belleza debería no tan solo ser considerada una figura, silueta o forma agraciada exterior. La belleza también es lo hermoso y lo bello que tienes en el interior y que se refleja hacia fuera tuyo.

La belleza es ser quien eres y en tu mismo ser reconocerte bella

La belleza, entonces, no solo atiende a lo visual, también tiene que ver con la personalidad, con esa gracia y simpatía naturales, es el espíritu… ¡es parte de tu ser interior que se manifiesta en gestos únicos e irrepetibles que hablan de ti a los demás! Es tu manera de caminar, de hablar, de mirar, de reír, de llorar, ¡es tu forma de ser y sentir lo que en gran parte te hace bella!

La belleza es la hermosura interior que se refleja hacia fuera. No sólo está el gozo de la vista que contempla la belleza exterior y se recrea en sus líneas. La capacidad para descubrir la otra, la interior, indica una facultad más elevada, la de de ser exploradores de la intimidad ajena, lo que a la larga va a ser una valiosa adquisición o valor.

Características de la belleza

¿Cuáles son las características de la belleza? La belleza puede apreciarse o contemplarse a partir de tres parámetros fundamentales: orden, simetría y claridad. En esto están de acuerdo desde aristóteles y los antiguos pensadores griegos hasta los especialistas más renombrados de la cirugía plástica en la actualidad.

Hay cientos de trucos caseros que vamos a compartirte en favor de tu belleza y cuidado personales. Desde mascarillas para el rostro para atenuar o quitar las arrugas, hasta tips para el crecimiento de las cejas, cuidado del cabello y uñas y manos.

Concurrir a un spa o salones de belleza es estupendo. Pero no todas las personas tienen el tiempo ni los recursos para hacerlo. Por eso en esta sección te aportaremos las mejores ideas para que puedas hacer de ti misma ¡una verdadera obra de arte!.

¿Qué es la belleza natural?

Existe una belleza natural, que es la que tienes dada por Dios o la naturaleza desde tu nacimiento. Refiere a la belleza de tus características físicas innatas. Se distingue de la belleza la adquirida. Esta última, aunque algunos la consideran «artificial» es parte de nuestra autoestima y consiste en acudir a ciertas técnicas, recursos o procedimientos para vernos mejor ¡Y eso no tiene nada de malo!

Tipos de belleza

Si tuviésemos que enumerar los distintos tipos de belleza que hay en este universo ¡seguro nos perdemos! Pero a los fines prácticos, podemos reconocer 4 tipos fundamentales:

Belleza natural

Justo lo que te decíamos en el párrafo más arriba. Es la belleza innata o proporcionada por la naturaleza. La belleza natural puede reunir la belleza exterior (como nos vemos físicamente y la belleza interior)

Belleza artificial

Es la que podemos alcanzar por medio de recursos externos como cosméticos, tintes, delineadores, cremas, cirugías, botox, extensiones y demás productos de belleza que se venden en tiendas del ramo. Mediante estos elementos, técnicas o procedimientos podemos vernos mejor, más bellas y hermosas.

Belleza artística

Tiene que ver con el talento y la destreza en la realización de diversas artes. Podemos admirar la belleza en una bailarina, en una gimnasta de acrobacias, en una nadadora profesional o en el cuadro de un pintor, en l

Belleza interior

Este tipo de belleza merece para nosotros una consideración especial. No porque sea mas importante que las demás, sino por su profundo significado. Nuestro pensamiento moldea nuestro mundo. Por eso, todo lo bello que llevemos dentro se reflejará fuera, de una manera u otra. Es importante pues, alimentarse de cosas que enriquezcan nuestro pensar, nuestro alma y espíritu.

Esta belleza interna de una persona puede manifestarse externamente con un particular encanto o simpatía, con gestos de bondad, generosidad, veracidad, honestidad, simplicidad. También podemos reconocerla en el equilibrio, mesura, refinamiento, elocuencia, inteligencia y demás atributos de la personalidad de cualquier individuo.

En este último caso, existen disciplinas como el yoga, que ayudan a la meditación, al desarrollo interno y pueden resultar ampliamente recomendables para alcanzar un estado de paz y equilibrio.

Si no te lo han dicho ¡Eres bella!

Claro que si! Nunca digas que no lo eres. Siempre tendrás belleza en tu exterior, en tu interior o en ambos. Si has llegado hasta aquí es porque la belleza es tu fuerte, es tu punto de partida y tu final destino. La belleza y la filosofía van de la mano, al menos eso parece… Pues bien, veamos como podemos realzar esa belleza que eres con esta guía práctica de consejos!