efecto_rebote como evitarlo

¿Estás recuperando el peso perdido? ¿Cómo evitar el efecto rebote? Descubre aquí por qué razones ocurre y de qué forma evitarlo.

¿Qué es el efecto rebote?

Tal como el término lo indica el “rebote” indica un cambio de dirección. Una persona que baja de peso puede experimentar este “rebote” cuando deja de perder peso para comenzar a ganarlo de nuevo.

El efecto rebote es una de las cosas más temidas por quienes inician una dieta. En especial ese tipo de dietas milagrosas que prometen bajar de peso rápido.

¿Por qué una gran cantidad de personas experimentan el efecto rebote? A continuación te explicaremos las razones más comunes por las que recuperas el peso que has perdido.

Causas del efecto rebote

efecto rebote que es

Estrés

El estrés es una de las causas más frecuentes por las que muchas personas aumentan de peso. Aun haciendo todo bien (comer sano, hacer ejercicio, etc) si estás estresado, es probable que tu cuerpo anhele todas las cosas malas como los chocolates y la comida chatarra. Entonces, puede que creas que hacer una “trampita” o darte un “permitido” una o dos veces a la semana, no cambiará mucho. Sin embargo, estarás acumulando calorías y cuando menos te des cuenta, ¡habrás roto tu dieta y subido de peso nuevamente!

Metas imposibles

Si te pones metas poco realistas, es muy poco probable que las alcances. Aún de alcanzarlas, generalmente no ofrecen buenos resultados para tu salud y ocurrirá todo lo contrario a lo que has deseado: aumentará el riesgo de recuperar el peso perdido.

Asi es que descarta fijarte objetivos demasiado altos o metas imposibles de cumplir. El bajar de peso es el resultado de un proceso de transformación de tus hábitos alimentarios y físicos ¡no debe ocurrir como arte de magia en apenas pocas horas!

Algunas investigaciones estiman como adecuado fijarse una meta de perder un 10% de tu peso actual

Dietas demasiado estrictas

Las dietas muy estrictas son las que nos privan de una gran cantidad de alimentos. Cuando restringes demasiado el consumo de ciertos alimentos, tu peso se desplomará, pero también lo hará tu nutrición. Este tipo de dietas no es sostenible en el tiempo. Al cabo de algún tiempo perderás la motivación y lo más posible es que dejes la dieta y lo recuperarás todo lo perdido

Hacer mucho ejercicio

Muchas personas eligen ejercitarse todos los días, inclusive varias veces al día para perder peso. Esto puede funcionar al principio, pero de nuevo esto no es sostenible, especialmente si nunca antes solías hacer ejercicio.

El pasar de cero ejercicio a pasar todos los días en el gimnasio sólo hará que te sientas agotado y que también quieras abandonar. Es mejor empezar a pequeña escala, 30 minutos de ejercicio 3 veces a la semana e ir aumentando el tiempo y la complejidad de los ejercicios a partir de esa base.

Otra desventaja de hacer demasiado ejercicio es que una vez que alcances tu meta, es muy probable que dejes de hacer ejercicio y tu cuerpo lo interpretará como “tiempo para recuperar el peso”

Estilo De Vida Sedentario

Un estilo de vida sedentario no es bueno para nadie. Estamos diseñados para movernos. Así que si perdiste peso y luego decidiste que ahora puedes pasar horas frente a un televisor o tu computadora y conducir hasta la tienda a 2 cuadras de distancia en lugar de caminar… tenemos malas noticias para ti. Todo eso de estar sentado va a resultar en un aumento de peso. ¡Manténte siempre activo!

Causas subyacentes

En ocasiones muchas personas recuperan peso que perdieron porque en si, el bajar de peso no es el problema raíz sino otro. Por ejemplo, personas con depresión o que sufren problemas emocionales intentan atacar “otro problema” secundario cuando en realidad no atienden lo prioritario. Por muchos esfuerzos que se hagan no se conseguirán buenos resultados. Ve primero por lo principal y luego por lo menos importante.

Regresar al antiguo estilo de vida

El culpable más común de volver a ganar peso es simplemente el volver a las viejas costumbres. Mucha gente no se da cuenta de que no se puede volver a comer como antes. No es así como funciona. Si tu tenías sobrepeso antes de necesitar un cambio de estilo de vida, una dieta sostenible y un régimen de ejercicio con el que permanecerás el resto de tu vida es necesario. Si sólo te atienes a él a corto plazo, tu pérdida de peso también será a corto plazo.

¿Cómo prevenir el efecto rebote?

Dieta adecuada

Llevar una dieta adecuada no significa hacer una “huelga de hambre” ni acudir a dietas milagrosas. Se trata de comer pero de manera inteligente, seleccionando aquellos alimentos más beneficiosos y nutritivos, que nos brinden mejores resultados y mayor cantidad de energía. De lo que se trata es de llevar una dieta variada y equilibrada. Esa es la clave del éxito.

Hacer ejercicio

Como regla, debes hacer ejercicio o algún tipo de actividad física si quieres adelgazar, de manera saludable. Lo recomendable es hacer ejercicio 3 veces a la semana, durante unos 20 minutos, como mínimo. Esto ayudará a mantener activo tu metabolismo, favorecer el buen funcionamiento del organismo y tonificar tus músculos. La pérdida de peso depende no solo de una correcta nutrición sino de llevar un plan de actividad física regular.

Adoptar un estilo de vida saludable

Preferimos hablar de “estilo de vida” en lugar de hablar de “dieta”. Mientras que ésta suele sugerir un modo eventual de lograr un descenso de peso o “paliativo” el estilo de vida nos refiere a un modo de hacer las cosas de manera estable y permanente.

Tener un estilo de vida saludable refiere a hábitos arraigados en nuestra persona. Tiene que ver con seguir ciertas rutinas alimentarias y físicas que se traducen en un mayor bienestar para el organismo. Y lo mejor de todo es que no sufrimos llevar este estilo de vida, sino que lo amamos, lo necesitamos.

¿Que debes hacer si ya lograste tu peso ideal?

Una vez que hayas alcanzado tus objetivos tu única meta será mantenerte y evitar ganar peso nuevamente. Para conseguirlo solo debes vigilar que estés alimentándote sano con un régimen variado y equilibrado de alimentos y hacer gimnasia regularmente. ¿No suena muy dificil verdad? No al menos si eres constante y le pones un poco de ganas y disciplina. ¡Eso no quita que puedas darte algún “capricho” de vez en cuando!

¿Qué te pareció este artículo? Comparte con otras personas qué es el efecto rebote por redes sociales y déjanos tus comentarios.