que es la ley de la atraccion y como funciona

¿Quieres ser feliz como nunca lo has sido? ¿Desearías vivir una vida plena en amor, salud y abundancia? Todo es posible aplicando la Ley de Atracción. En esta sección te explicaré cómo funciona y, lo más importante, cómo aplicarla a tu vida de forma efectiva.

Asi es que si ya has tomado la decisión de transformar tu vida y empezar a vivir en prosperidad y plenitud, no te pierdas leer todas y cada una de las siguientes secciones, que se muestran a continuación :

¿Qué es la ley de la atracción?

La Ley de la Atracción es una ley universal probada científicamente que puede aplicarse a cualquier área de la vida. Tal como otras leyes universales como la ley de la gravedad, la ley de la atracción se cumple inexorablemente, la conozcamos o no, creamos en ella o no, siempre funcionará.

La ley de la atracción se rige bajo el principio que “lo semejante atrae lo semejante”. Sea de modo conciente o no, siempre estamos emitiendo un pensamiento que atrae determinadas situaciones, experiencias, personas, cosas y estados para nuestra vida.

En resumidas palabras, nuestro pensamiento condiciona y crea nuestra realidad. Es el motor inicial de la creación al que le deben acompañar otros “ingredientes” para que una idea o deseo pueda materializarse o manifestarse de manera real y vivida ante nuestros ojos.

Todos los seres humanos, inevitablemente, emitimos una “vibración” al universo. El universo contestará de manera positiva o negativa conforme al tipo de vibración que hemos enviado. El conocimiento de la ley de la atracción nos despierta al autoconocimiento, a descubrir cuáles son nuestros pensamientos y como afectan nuestra vida, constantemente.

¿Cómo funciona la ley de la atracción?

Toda ley funciona bajo determinados principios, hechos o eventos. Siguiendo el ejemplo anterior, si tiramos una piedra hacia arriba, tras unos pocos segundos la piedra caerá al suelo. Esto es algo que ocurrirá siempre, en todos los casos, sin excepción. Este comportamiento es explicado por la ley de la gravedad.

Del mismo modo, si utilizamos nuestro pensamiento y lo orientamos a un objetivo, y acompañamos dicho pensamiento de forma constante con ciertos principios o acciones la ley de la atracción se activará en nosotros, produciendo el resultado esperado.

Sin embargo, debes tener claro que el proceso de manifestación de nuestra conciencia y pensamiento no ocurre como por arte de magia, requiere un “proceso” en el que intervienen diversos elementos, pasos o etapas, que analizaremos uno a uno, a continuación.

Define tu Objetivo

Vamos a comenzar por definir qué es lo que realmente queremos para nuestra vida. Para muchas personas es algo muy simple y lo tienen muy claro. Para otras, requiere un tiempo de auto-conocimiento en el que deben “descubrirse” para saber con certeza qué es lo que de verdad quieren, necesitan o ambicionan. En otras palabras, cuales son sus sueños, sus metas y su objetivo a cumplir.

Una vez definido tu objetivo o meta, debes afinar “la puntería”. Esto significa definir las características, cómo es aquello que queremos, si se trata de una persona ¿cuál es su aspecto físico, sus cualidades?. Asimismo, es necesario establecer plazos y cantidades, es decir, mensurar o “medir” el tamaño de lo que esperas o quieres. Aquí te muestro ejemplos en cada una de los 3 aspectos más importantes de cualquier persona (salud, dinero y amor):

ObjetivoEspecificación
Mejorar mis ingresosEn el plazo de un año mis ingresos crecen al doble. Al segundo año, al triple. Al tercero, tengo libertad financiera.
Encontrar un nuevo amorMi persona amada es alta, cabello castaño, esbelta, alegre, divertida, emprendedora. En un año ya me visualizo viviendo con ella. En los siguientes 5 años me visualizo con 3 hijos, dos mujeres y un varón.
Cuerpo atléticoMe visualizo con abdomen liso, músculos bien definidos, fortaleza y agilidad, en dos años. Acción: iniciar en un gimnasio, 3 veces a la semana con ejercicios aeróbicos y de fuerza.

Como habrás podido apreciar, en los ejemplos anteriores, definimos lo que queremos alcanzar y en una segunda columna especificamos aquello que queremos: definimos sus características, plazos y cantidades y establecemos un plazo en que se materialice o manifieste. De esta manera le estamos diciendo al “universo” o a “Dios” de forma exacta y precisa aquello que necesitamos, queremos o soñamos tener.

Visualiza tu objetivo cumplido

Visualizar es soñar con los ojos abiertos. Es un proceso en el que interviene la mente (imaginación) en conjunción con nuestras emociones (corazón). Visualizar es ver y sentir con lujo de detalle aquello que queremos como si ya formara parte de nuestra vida. Tiene que ver también con nuestra fe y esperanza. Cuanto más potente sea nuestro deseo y voluntad en concretarlo, mayor será nuestra vibración de nuestro pensamiento y emociones hacia el universo.

Durante el proceso de visualización existen dos tipos de personas: en un primer grupo las que creen fuertemente y dan por hecho que aquello que desean llegará si o si, a sus vidas. En un segundo grupo, las personas que creen con una creencia débil o fluctuante en el cumplimiento de sus sueños. Si te encuentras en el segundo grupo, la manifestación del universo sobre tu cosa o persona deseada puede demorar más tiempo en producirse, ya que los obstáculos están en nuestra mente y tendrás que trabajar para ir adaptándote a pensar de manera positiva y descartar aquellos pensamientos negativos, que echan por tierra tus sueños y te desenfocan de tu objetivo.

Declaración y Agradecimiento

Dar las gracias es el pilar de toda persona plena y abundante. Una persona frustrada y amargada vivirá quejándose y lamentándose por lo que no tiene. En cambio una persona con pensamiento positivo y ganas de vivir vive agradeciendo.

Quién da las gracias a Dios, al universo y a los demás es alguien que cree que puede vivir mejor y lograr más y mejores cosas para su vida y para sus semejantes. Es alguien que no siente la escasez (aunque la viva) porque su mente está programada para el éxito, la prosperidad y la abundancia. Estas personas saben que aquello que aún no tienen o viven, es simplemente una cuestión de tiempo, porque su fe y su determinación ya llegó a ver aquello cumplido.

Practicar el agradecimiento nos hace humildes y sensatos. Nos “baja a tierra” para valorar todo lo que tenemos en lugar de enfocarnos en lo que no tenemos. Todo empieza por sentirse agradecido, afortunado, rico, abundante, próspero, pleno y feliz y el universo acomodará en nuestra vida todo lo que no se encuentre alineado a esta sintonía.

Ahora bien, en la práctica y tomando en cuenta el objetivo que has definido y visualizado ¿Cómo debo agradecer?. Muy bien, vamos al grano: Tu acción de gracias es un decreto. Estás decretando tu destino, tu futuro, de manera consciente y por ello debes elegir cuidadosamente tus palabras.

Tu declaración o agradecimiento siempre debe estar expresada en voz alta, con lenguaje positivo y en tiempo presente. Evita usar palabras las siguientes palabras: “no”, “nunca”, “quiero”, “necesito”, “quizás”, “espero”, “me gustaría”, “ojalá” y otras que indiquen “posibilidad”. Si expresas un mensaje negativo nada positivo llegará. Si expresas una “posibilidad” no estás definiendo algo concreto al universo. Ejemplos:

INCORRECTOCORRECTO
No quiero más este trabajo esclavo
de venta de automóviles.
Gracias Dios mío! Tengo el
mejor puesto en venta de automotores.
Me gustaría sanarme de
la diabetes.
Gracias por estar sano y fuerte.
Estoy saludable y lleno de vida.
Necesito conocer al amor de
mi vida. No quiero más estar sola.
Gracias universo por el
maravilloso hombre que
diste a mi vida. Vivo plena
y me siento amada y plena.

Esperar

Esperar y esperanza deben estar tomados de la mano en este proceso. Esperar sin creer o con poca fe es igual a no esperar. Esperar debe ser un acto consciente de nuestra creencia sostenida en el tiempo.

Una vez que “decretamos” la realidad soñada o aquello que hemos visualizado al universo, una vez que lo hemos dado por hecho en nuestra mente y corazón y por tanto, lo hemos agradecido, solo resta soltarlo al universo o a Dios. Soltar no significa olvidarnos, ya que cada día de nuestra vida seguimos focalizados en nuestro objetivo, seguiremos dando las gracias y tomando acción para acercarnos cada vez más al objetivo buscado. Esperar, por lo tanto, no es sentarse de brazos cruzados a que pase el tiempo hasta que venga de forma mágica aquello que queremos. Significa esperar de manera comprometida, proactiva, apasionada.

Técnicas y herramientas para aplicar la ley de la atracción

Durante el proceso de definición de tus objetivos y visualización existen varias técnicas y herramientas muy utilizadas en el coaching de vida, por expertos, que pueden facilitarte el proceso de aplicación de la ley de atracción a tu caso puntual. Veamos cuales son y cómo usarlas:

Tablero o mapa de tus sueños

Se trata de una pizarra, tablero o afiche que puedes construir con imágenes que representen cada una de las cosas que deseas en tu vida. Puedes hacer un collage, recortando y pegando fotos de revistas, buscarlas en google. También puedes dibujar o pintar. Ya que se trata del mapa de tus sueños, te recomiendo que le imprimas todo el buen gusto y color posible a esas escenas de tu realidad soñada. En este tablero puedes exhibir el auto, la casa, familia o viajes de tus sueños. ¡Todo lo que amas y deseas para tu vida puede formar parte de este inolvidable paisaje! Una vez terminado lo colgarás en un lugar de tu habitación donde resulte accesible a la vista. Si es digital, puedes colocar tu collage como fondo de pantalla o imagen del escritorio de tu pc. Este tablero será el que mantenga enfocado en lo que buscas.

Mapa de ruta

El mapa de ruta es un croquis donde muestras el recorrido desde un inicio a un destino, y todos los puntos o lugares por donde debes pasar (el camino o el trayecto) hasta ese lugar deseado. Aplicando tu imaginación, puedes inspirarte en juegos de mesa para crear tu mapa de ruta. Este tipo de gráfico es ideal para aquellos objetivos que requieren de mayor planificación y segmentación en etapas.

Diario

Llevar un diario o registro puede resultarte una gran herramienta de seguimiento de tus sueños y metas. El diario nos ayuda a enfocarnos, volviendo a revisar desde donde comenzamos, qué hemos logrado, qué nos falta aún conseguir. En una palabra, nos ayuda a saber donde estamos parados. Si lo lees y relees con regularidad puede ser una de las maneras más eficaces de mantenerte enfocado en el objetivo y vigilar el proceso y su evolución.

La ley de la atracción en el amor

La biblia dice que Dios es amor. El amor es la fuerza que mueve el mundo y rige al universo. No existe ser humano que pueda vivir sin amor, todos necesitamos amar y ser amados. El hombre vive su existencia en búsqueda de amor, su combustible indispensable. El amor es el eje de su fuerza y lo lleva a cruzar barreras y límites inimaginables.

Es posible atraer el amor y manifestarlo en tu vida utilizando la ley de la atracción. Yo mismo soy una prueba de ello. Mi vida cambió por completo cuando el amor tocó mi puerta.

Atención: el amor puede despertar las mejores cualidades de una persona, la generosidad, la comprensión, la espera o desatar las peores: los celos, la ira. Por eso es clave tener un pensamiento absolutamente claro acerca de cuáles son las características, personalidad y cualidades de esa persona amada que estamos esperando, siempre vigilando que las mismas sean compatibles y en armonía con las nuestras. Utilizar la ley de la atracción de forma adecuada puede convertir tu vida amorosa en un paraíso junto a la persona de tus sueños, pero mal empleada puede desatar un infierno.

La ley de la atracción en el dinero

Una enorme cantidad de personas consultan la ley de la atracción por motivos económicos o financieros. Ya sea que estés buscando un nuevo empleo, iniciar un negocio, montar una empresa o comenzar una inversión, la ley de la atracción estará allí para ayudarte.

Tal como ocurre con el resto de las áreas de tu vida, recuerda que los límites están en tu mente: puedes ambicionar ganar y tener tanto como desees. Claro está que debes procurar tiempo para definir un plan de acción que corresponda con tus sueños y objetivos.

Cuando empieces a dominar la ley de la atracción verás los primeros “brotes verdes” rápidamente. Sentirás un despegue y verás como van apareciendo “señales” del universo que corresponde a tu propósito y creencias.

La ley de la atracción en el dinero no solo construye un entorno material más favorable. También te ayudará a tener una mejor relación con tus compañeros de trabajo, mayor armonía y tendrás una jornada laboral más agradable. Además, recibirás ofertas de trabajo que antes considerabas casi imposibles. Todo empezará a marchar con mucha mayor facilidad y la prosperidad empezará a fluir cada vez más en tu vida.

La ley de la atracción y la salud

La definición más popular de salud alude a un bienestar físico mental y espiritual, donde no podemos tomar cada cosa por separado sino más bien se trata de un todo integrado, donde éstas interactúan de forma interdependiente.

Se dice que el 90% de las enfermedades tienen un origen psicosomático. Mas allá de porcentajes y opiniones, lo que si parece evidente es la enorme influencia de la mente sobre el cuerpo. Este último recibe los beneficios de un pensamiento armónico o puede sucumbir a las peores condiciones, a raíz de un pensamiento destructivo.

Dicho en otras palabras, nuestro cuerpo es la “pantalla” donde se refleja el buen o mal procesamiento de los datos que administra la CPU (cerebro). Si en un ordenador vemos rayas, imagen borrosa e inestable es señal de virus, el CPU (la mente de la computadora) está enferma y toda la máquina funcionará mal. Del mismo modo ocurre con cada uno de nosotros. Una mente enferma puede enfermar todo el cuerpo e incluso acabar con él.

Nuestro pensamiento y emoción ejercen una influencia decisiva en nuestra salud. El pensamiento positivo ayuda notablemente a revertir una serie de enfermedades y condiciones adversas de salud. Si creemos que estamos enfermos y lo declaramos es prácticamente imposible que consigamos lo contrario. Si en cambio, pese a nuestra condición pensamos en términos de una vida saludable, plena, feliz y acompañamos ese pensamiento con emociones positivas, la sanidad puede estar mucho más cerca de lo que pensábamos.

Análogamente, una actitud positiva sobre la edad, en personas que se encuentran avanzados en años puede desacelerar el proceso natural de envejecimiento e incluso revertirlo.