Acerola refiere a una planta medicinal conocida por su alto contenido de vitamina C. El árbol y fruto llevan el mismo nombre. Su nombre científico es Malpighia. Se trata de un arbusto con una variedad de unas 45 especies.

También es conocida como: cerecita, cereza de Barbados, cereza del Caribe, manzanita y semeruco. De hoja perenne, mide de 2 a 5 metros y crece en los bosques secos de América del Sur, principalmente en el Amazonas (Brasil y Venezuela y Perú). La acerola salvaje también se encuentra en las Antillas. En la actualidad esta planta se cultiva en Brasil.

¿Qué enfermedades previene la acerola?

La acerola ayuda a combatir la fatiga o exceso de trabajo, pero también para luchar contra las gripes y resfriados, fortaleciendo el sistema inmune. Usualmente se usa como tónico. La “cerecita” posee propiedades antiinflamatorias. Ayuda a tratar la hipercolesterolemia.

Orígenes de la acerola

Esta planta medicinal ha sido utilizada continuamente por los aborígenes del amazonas. En especial debido a sus propiedades para combatir la diarrea, la disentería y problemas hepáticos. Posteriormente, durante el siglo XVI, fueron los conquistadores españoles quienes le dieron por llamar “acerola” y descubrieron sus numerosas propiedades.

Beneficios de la acerola y sus propiedades medicinales

Alta concentración de vitamina C : una sola fruta contiene 30 a 40 veces más de esta vitamina que una naranja.

Efecto estimulante : la acerola está indicada en casos de fatiga, cansancio extremo o exceso de trabajo y estrés.

Inmunizante : ayuda a prevenir enfermedades de invierno ( gripes y resfriados). Esta fruta posee muchos flavonoides.

Antioxidante : Ayuda a combatir el envejecimiento celular, neutralizando los efectos causados por los radicales libres.

Fortalece los huesos : la fruta acerola promueve el desarrollo y fortalecimiento de huesos y dientes.

Antianémico: la acerola promueve la absorción de hierro por el intestino.

Purificante: limpia el cuerpo desintoxicando el organismo.

Remineralizante: recomendado como suplemento según las necesidades del organismo.

¿Cómo podemos consumir la acerola?

La acerola puede ser consumida en forma de jugo diluido.

En razón de su alto contenido de vitamina C, se recomienda consumir 1 g al día de la pulpa de esta fruta. Una sola tableta puede proporcionar el más del doble de la ingesta diaria recomendada de vitamina C.

Contraindicaciones de la acerola

La acerola puede provocar un incremento de los niveles de ácido úrico en el organismo. Por tal motivo, está contraindicada a personas que sufren de gota .

Además, La acerola consumida en exceso puede producir la aparición de cálculos renales. Se recomienda abstenerse de su consumo a las personas que padecen esta condición o tienen problemas renales.

Si bien no hay estudios clínicos que hayan reportado efectos secundarios por el consumo de acerola, la absorción excesiva de vitamina C puede causar diarrea, dolor abdominal y náuseas.