enseñar a los niños ayudar en casa

Hoy te compartiremos cómo enseñar a los niños a ayudar en casa. ¿Está bien que los niños ayuden en tareas del hogar? ¡Por supuesto que sí! Puede ser una experiencia saludable y muy divertida.

No se necesita mucho para dejar la casa hecha un desastre. Con un par de días sin trabajo doméstico será suficiente. Ni hablar si tu casa está habitada por varios niños. Ropa desacomodada o sin lavar, planchar o doblar. Juguetes u objetos tirados o desordenados. Pisos sin limpiar o polvo en los muebles… ¡La lista es interminable!

Si bien existen muchas tareas que no es aconsejable realizar por los niños, puedes ir creándoles el hábito de ayudar y colaborar en la casa. Esto los mantendrá activos y aunque no lo creas ¡es un remedio muy efectivo contra el aburrimiento! Asignarles una tarea a tus hijos al día es saludable tanto física como psicológicamente. Además, si eres original, puedes convertir esta experiencia en un juego muy entretenido.

¿Qué tareas domésticas puedo darle a mi hijo?

Las tareas del hogar ayudan a los niños sentirse más responsables, organizarse y adquirir un dominio de las cosas cotidianas. Al ayudar a sus padres, los niños se sienten más importantes y ganan en seguridad y confianza.

Asignar tareas domésticas a un niño también a fomentar la disciplina, el orden y el amor al trabajo. Además, poco a poco, lo irás instruyendo para que se vuelva una persona capacitada, autónoma e independiente, todos atributos que lo ayudarán en su vida futura. A continuación te enumeramos los tipos de tareas que puedes delegar a tus niños, según sus edades:

A partir de 1 año 

durante la sesión de juego, puede ayudar a su hijo a guardar sus juguetes. Con ejercicio y práctica, esto se convertirá en un hábito diario que contribuye al orden de tu casa.

A partir de 3 años 

Puedes enseñarles a realizar tareas simples y fáciles como servir la mesa (excepto la vajilla que se rompe y puede causar lesiones). También puedes pedirle que limpie su plato al terminar de comer. Ayudar con las mascotas puede ser otra tarea muy divertida. Puedes pedirle por ejemplo, que complete con agua los bebederos de perros y gatos, servir alimento balanceado con una taza sobre el latón, etc.

A partir de los 9 años

A esta edad los niños tendrán mas fuerza y destreza para varias otras actividades. Las tareas sugeridas son: limpiar su cuarto, barrer o sacar la basura, tender sus camas y pasar el plumero a los muebles. También pueden llevar u ordenar objetos sin mucho peso, acomodarlos o limpiarlos.

A partir de los 13 años

En la adolescencia tu hijo puede ayudarte con limpiar los pisos, efectuar compras para reponer mercadería y levantar o acomodar objetos de mayor peso como frazadas, cubrecamas, correr mesas y sillas y otros que no podía cuando niño. También puede ayudarte lavando el carro, pasando la aspiradora o poniendo a lavar ropa, planchar y doblar ropa para guardar. En el caso de los varones es conveniente que levanten peso moderado en la adolescencia, pero pueden ser de mucha ayuda para sus madres. }

Atención padres, la actividad física de tus niños es muy saludable y hasta necesaria para su desarrollo y crecimiento. Siempre cuida de que sea acorde a su edad y evita excesos. No se trata de explotar a tu hijo, ni de que haga todo para dejarlo exhausto y fatigado. Se trata, en cambio, de enseñarle a contribuir con tareas del hogar, de que se sienta útil y activo. De que aprenda a valorar el esfuerzo y sacrificio de sus padres.

¿Qué te pareció este artículo? ¡Comparte cómo enseñar a los niños a ayudar en casa con amigos y familiares por redes sociales y déjanos tus comentarios!