las parejas que discuten se aman

Las relaciones generalmente comienzan con corazoncitos y mariposas que nos hacen cosquillas en el estómago.  Todo está super bien al inicio. Ambos están de acuerdo y asumen compromisos. Sin embargo, a medida que la relación pasa de la «etapa de luna de miel», comienzan a aparecer diferencias y características individuales. Es entonces cuando experimentas cambios que ponen a prueba. Si puede tener argumentos saludables, realmente puede aprender unos de otros.

Discutir es una forma importante de comunicación

El discutir muestra individualismo, permite la aparición de diferentes perspectivas o puntos de vista sobre un tema. Abre la diversidad y si se toma sanamente, puede ampliar la capacidad de enseñarse mutuamente. 

Los argumentos no son necesariamente un indicador de que hay problemas en una relación. La psiquiatra, Dra. Gail Saltz, del NewYork Presbyterian Hospital , explica que el aceptar el disenso es una habilidad que requiere de tiempo para desarrollarse. Aquí hay 5 de sus sugerencias:

  • No insistas en tener razón
  • Habla tan pronto como sientas que la ira aumenta
  • Escucha
  • Ajústate al tema en cuestión
  • No digas algo de lo que luego te arrepentirás

¿Por qué las parejas que discuten se aman más?

Por qué las parejas que discuten se aman más

Discutir no determina que una relación se esté acabando

Tener argumentos en realidad puede indicar que dos personas tienen sus propias ideas y opiniones individuales. Pueden traerlas a la mesa y compartirlas de forma saludable. 

Las relaciones que no discuten pueden ser retraídas y llenas de tensión, ya que ninguna de las partes quiere compartir sus pensamientos para no lastimarse mutuamente. Son relaciones bajo presión. Esto lleva a guardar secretos, mantener temas ocultos e irresueltos. 

La falta de discusión también se puede expresar como una falta de compromiso. Puede haber un problema de confianza. Te recomendamos leer los siguientes puntos, que seguro ¡te van a aclarar muchísimo el panorama!

¿Qué tan comprometido estás si puedes expresar tus propias ideas?  

¿Tienes miedo de pasar los límites? En tu relación, ¿puedes ser realmente auténtico? ¿Tienes miedo de decir tus ideas y opiniones?

Nunca he visto una pareja sana que no discuta. Sin embargo, nunca pelean, argumentan. Si una pareja entra a mi oficina y me dice que nunca han discutido, algo no está del todo bien. Puedes discutir sin pelear. Discutir no es combativo: usted y su pareja expresan sus puntos de vista sin insultos ni alzar la voz. A veces aceptas estar en desacuerdo, y eso está bien. Averigua cuáles son tus ‘no negociables’: las cosas en las que no te moverás. Ahora reconsidere esa lista. Me gusta el dicho: puedes tener razón o casarte.

Dra Stepanie Sarkis – Psychology Today

Asume que siempre habrá desafíos y conflictos en una relación

Una vez que las etapas iniciales pasan a la estabilidad y la longevidad, las personas tienden a caer nuevamente en sus propios territorios. Quieren ser escuchados y entendidos, seguir sus pasiones y ser reconocidos por quienes son. Las parejas que discuten están expresando sus deseos de ser escuchadas. 

Cuando se hace de manera constructiva, no es pelear. Está expresando sus necesidades. Y las parejas felices se escuchan. En un momento de fuerte discusión. se mantendrán firmes, y esto es una señal de respeto mutuo. Puedes respetar y mostrar vulnerabilidad.

La diferencia entre pelear enojado y expresar tu postura respetuosamente

Aprender a elegir tus batallas es la clave. No es saludable que te enojes por todo y defiendas siempre tu posición de forma indeclinable. También es igualmente negativo caer en la completa sumisión. Empiezas a entender sobre qué es importante discutir y sobre lo que necesitas dejar ir. Por lo tanto, una relación de confianza y amor puede discutir sin estar enojado. Pueden mostrar diferentes lados de un problema de manera respetuosa.

Las parejas que discuten también tienden a ser apasionadas

Algunas parejas disfrutan de un encuentro apasionado después de una intensa discusión. Prosperan en esta montaña rusa que aumenta sus hormonas y presión arterial. 

Inconscientemente, las disputas demuestran que ambos se preocupan por el otro. Por ejemplo, muestra que quieres que tu pareja beba menos y cuide su salud. O quieres que lleguen a tiempo para que ninguno de ustedes esté estresado cuando tengan lugares donde estar y cosas que hacer, etc.

El respeto mutuo, el amor, el compromiso, la compasión y la confianza son factores importantes de una relación saludable y estable en el tiempo. Como todo en la vida, se trata de aplicar la moderación. Nunca querrás insultar o faltarle el respeto a un ser querido para luego lamentar que tus palabras no vuelvan atrás. Puedes expresar tu punto de vista sin herir, de forma que te escuchen aunque tu argumento pueda o no ser aceptado. Cuando eres auténtico en una relación, siempre puedes compartir lo que crees. Todo depende de cómo te paras ante cualquier discusión.

¿Qué te pareció este artículo? Comparte ¿Por qué las parejas que discuten se aman más? con quien gustes por redes sociales. ¡Y no olvides dejar tus comentarios!