remedios naturales para curar las ampollas de los pies

Descubre aquí los 3 remedios naturales para curar las ampollas de los pies y ¡acaba con el sufrimiento y dolor en los talones!

Sudoración, picaduras de mosquitos, quemaduras de sol son sus causas más frecuentes. El verano es una temporada agradable, ¡pero produce ciertas molestias e inconvenientes! Los días soleados al ser propicios para largas caminatas sin necesariamente llevar calzado adecuado (tacones, sandalias) genera fricciones…

Además las caminatas dejan los pies cansados ​​y las dolorosas ampollas producen una sensación de ardor en los dedos, el talón o el arco. Además, usar zapatos nuevos e incómodos o el talle incorrecto ¡tampoco colabora con la salud de tus pies!

3 remedios naturales para curar las ampollas de los pies

Baño de pies con bicarbonato de sodio para curar las ampollas

Los baños de pies te permiten relajar los pies cansados ​​por la constante fricción a los que se ven expuestos. Además de calmar la sensación de sobrecalentamiento, agregarle bicarbonato de sodio alivia y ayuda a limpiar la piel inflamada. Aplicando un baño de pies con agua y bicarbonato permitirá que las ampollas se secarán más rápido y su curación se acelerará. Para usarlo, simplemente incorpora un sobre de bicarbonato de sodio en un recipiente con agua tibia. Luego, remoja tus pies durante 15 minutos.

Si no tienes bicarbonato de sodio, también puedes remojar avena u hojas de salvia fresca (curativas y antiinfecciosas) en agua hirviendo. Luego, deja enfriar antes de usar. También ayudará a desinfectar la epidermis y aliviar las ampollas.

Compresas de caléndula

La flor de caléndula tiene muchas propiedades medicinales, porque es rica en ingredientes activos antiinflamatorios y cicatrizantes. Ayuda a promover la rápida regeneración de los tejidos cutáneos dañados y dolorosos para que puedas recuperar rápidamente esos bonitos pies. Generalmente utilizamos la tintura madre de caléndula (10 gotas en un vaso de agua hervida). Remoja una compresa con esta mezcla y colócala sobre la zona afectada. Dejar actuar sobre la ampolla y repetir si es posible de 3 a 4 veces al día. ¡Continúa así hasta lograr una completa curación!

Cataplasma de menta y perejil

como curar las ampollas de los pies

La menta ofrece un efecto analgésico y el perejil es cicatrizante y antiséptico local. Por tanto, es un excelente combinación para solucionar este problema. Para preparar este remedio, toma las hojas de 2 ramitas de menta y perejil. Luego, lavalos y picalos bien fino. Todo lo que tienes que hacer es aplicar esta mezcla a la ampolla. Deja actuar media hora, si es necesario cubre el área afectada con un vendaje. Luego, quita la venda y enjuaga la herida con agua tibia. Repite estos pasos hasta que la lesión sane por completo.

¿Puedo pincharme la ampolla?

En farmacias o supermercados puedes encontrar apósitos especiales que alivian el dolor y protegen la lesión. Sin embargo, esto no siempre es suficiente y dudamos en abrirnos paso. Sin embargo, las opiniones sobre el tema pueden variar de un pedicuro-podólogo a otro. No obstante, el roce constante sobre una ampolla puede ser realmente desagradable. 

Si te has decidido a perforar la ampolla ten sumo cuidado de desinfectar y esterilizar correctamente la aguja antes y después de la perforación. Puedes ayudar a drenar el líquido transparente que se encuentra dentro de la ampolla presionando leve con un bollito de algodón. Una vez hecho este trabajo, ¡no se te ocurra arrancarte la piel de la ampolla! Tiene un efecto protector. Quitarla dejaría la piel en carne viva haciendo que la curación sea más prolongada y además ¡te expone a un riesgo mayor a una posible infección!

Sin embargo, recuerda que siempre es mejor saber cómo prevenir a tiempo las ampollas plantares para evitar muchas molestias. Por lo general basta con usar los zapatos y los calcetines de algodón adecuados y lavar tus pies regularmente, conservándolos frescos y saludables.

Si esta información te ha resultado útil por favor compártela con otras personas por tus redes sociales favoritas!