como hacer un desinfectante de manos casero

Muchas personas se preguntan como hacer un desinfectante de manos casero. Sea por los altos costos de comprarlos en tiendas o su baja disponibilidad en el mercado. ¡Aquí te ofrecemos 3 útiles recetas para hacerlos desde tu casa!

Debido a la propagación del virus, los antisépticos comenzaron a desaparecer de las tiendas y farmacias, al igual que los barbijos.

Está comprobado que el lavado minucioso de las manos y el tratamiento con agentes especiales previene la transmisión de microorganismos patógenos y también del virus que hoy azota a toda la humanidad.

Pero el agua y el jabón no siempre están disponibles para nosotros. ¿Qué pasa si estás haciendo cola en un café o agarrándote de un pasamanos en el transporte público, y en un supermercado tomas un carrito que ha pasado por mil manos el mismo día?

Para aquellos que no tienen tiempo ni dónde lavarse las manos, existen geles antibacterianos o, como también se les llama, desinfectantes.

Muy a menudo, la composición de los desinfectantes incluye alcohol etílico o isopropílico, clorhexidina y otras sustancias antimicrobianas. Para reducir su efecto en la piel, podemos agregar aceites naturales, extracto de aloe, vitamina E.

Los geles antibacterianos para manos comprados en tiendas no siempre huelen bien y pueden irritar la piel. Puedes hacer un producto de este tipo con sus propias manos, eligiendo la base y los sabores adecuados para darle al líquido un olor agradable.

Receta de desinfectante sugerida por la OMS

La Organización Mundial de la Salud ha brindado orientación sobre cómo hacer usted mismo el antiséptico en gel que contiene alcohol más simple. Necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 833 ml de alcohol etílico
  • 42 ml de peróxido de hidrógeno
  • 15 ml de glicerina
  • 100-120 ml de agua esterilizada

Procedimiento

  • Mezcla todos los ingredientes.
  • Almacenar en un recipiente hermético.
  • Para mayor comodidad, vierte el antiséptico listo para usar en un recipiente más pequeño con un dispensador.

Receta #1 Desinfectante de manos casero

El uso frecuente de un gel antiséptico puede provocar el envejecimiento de la piel, ya que la piel seca se daña más fácilmente y es más propensa a las arrugas. Para evitar esto, se agregan emolientes a los antisépticos: gel de aloe vera, glicerina, aceites esenciales.

Ingredientes

  • 160 ml de alcohol isopropílico
  • 80 g de gel de aloe vera
  • recipiente de mezcla
  • cualquier aceite esencial
  • paleta de agitación
  • botella para el producto terminado

Procedimiento

  1. Usa un recipiente limpio y vierte en él alcohol isopropílico.
  2. Agrega gel de aloe vera al mismo recipiente: le dará al producto terminado una consistencia espesa, además de reducir el efecto agresivo del alcohol puro en la piel de las manos y protegerlas de la sequedad.
  3. Agrega aproximadamente 10 gotas de uno o más aceites esenciales. Para un gel antibacteriano, los aceites que tienen propiedades antimicrobianas son ideales: aceite de menta, canela, eucalipto, tomillo, clavo, lavanda, aceite de romero.
  4. Combina todos los ingredientes suavemente con una espátula. Como resultado, debe tener una mezcla espesa y homogénea sin grumos.
  5. Lleva una botella de plástico limpia en la que guardarás el producto. Lo mejor es utilizar un recipiente con dosificador o cuello estrecho para que sea conveniente aplicar el gel en las manos.
  6. Quita la tapa e inserta un embudo en el cuello, vierte con cuidado el líquido en la botella. Eso es todo, el gel perfumado está listo para usar. Quizás, después de un tiempo, algunos de los componentes se asienten en el fondo, en este caso, simplemente agite la botella varias veces.

Receta #2 Desinfectante de manos casero

Las propiedades antifúngicas y bactericidas son inherentes a las flores de caléndula, manzanilla y hojas de salvia. En las farmacias, puede encontrar tanto su tintura como materias primas secas.

Ingredientes

  • 50 ml de tintura de alcohol de caléndula
  • 50 ml de agua esterilizada
  • 1 cucharadita gel de aloe vera
  • 1 cucharadita glicerina
  • 10 gotas de aceite esencial de árbol de té
  • 5 gotas de aceite esencial de lavanda para perfumar

Procedimiento

  1. Diluir la tintura de caléndula con agua.
  2. Agregar gel de aloe, glicerina y aceites esenciales.
  3. Mezclar todo bien y verter en un frasco con dosificador.

Receta #3 Desinfectante de manos casero (sin alcohol)

Los aceites esenciales de muchas plantas tienen propiedades antifúngicas, antisépticas, tónicas y cicatrizantes. Por lo tanto, usándolos, es posible preparar un antiséptico sin alcohol en absoluto.

Anteriormente, hablamos sobre cómo hacer perfumes persistentes, amigables con la piel y sorprendentemente fragantes a partir de aceites esenciales sin alcohol ni conservantes en casa.

Ingredientes

  • 120 ml de agua esterilizada
  • 1 cucharada. l. gel de aloe vera
  • 10-12 gotas de aceite de clavo
  • 10-12 gotas de aceite de canela
  • 10-12 gotas de aceite de eucalipto
  • 10-12 gotas de aceite de romero
  • 20 gotas de aceite de limón o naranja para perfumar

Procedimiento

  1. Mezclar todos los ingredientes y verter en una botella con atomizador.
  2. Agitar bien y utilizar.

Consejos prácticos para usar un desinfectante antiséptico para manos

  • Elije un antiséptico que contenga al menos 60-80% de alcohol y al menos 2% de clorhexidina.
  • El alcohol y los antisépticos a base de alcohol funcionan mejor cuando no hay suciedad visible en las manos (ejemplo, si te lavaste las manos y luego te aplicaste un antiséptico). Y si queda polvo, tierra o algo graso en la piel, entonces el producto funciona mucho peor.
  • El antiséptico debe cubrir toda la superficie de las manos; para ello, un adulto necesita al menos 3 ml de solución. Usar un antiséptico para manos durante más de 30 segundos; de lo contrario, pueden sobrevivir gérmenes peligrosos.
  • Si usas un antiséptico con frecuencia aplícate una crema de manos para evitar la piel seca.
  • Manten el antiséptico fuera del alcance de los niños pequeños. Estos frascos tóxicos son muy atractivos para los bebés.
  • Los antisépticos son una herramienta eficaz para la prevención de enfermedades infecciosas, pero tampoco debes dejarte llevar por ellos. De hecho, además de las bacterias dañinas, destruyen tipos de bacterias beneficiosas que, por el contrario, nos protegen.

¡Manten tus manos limpias y estarás saludable! ¿Te ha sido útil este artículo? Ayuda a más personas a protegerse y estar saludables compartiéndoles este artículo por tus redes favoritas.