Consejos para eliminar líquidos retenidos

La retención de líquidos suele generar muchas molestias pero afortunadamente no es grave en la mayoría de los casos. Descubre aquí los 10 Consejos para eliminar líquidos retenidos

La retención de líquidos puede ser el resultado de una serie de condiciones fisiológicas tales como la menopausia, la menstruación y el embarazo. Además de una serie de afecciones que suelen afectar al hígado, los riñones, el corazón y los vasos sanguíneos. La retención de líquidos o el edema es más común en mujeres que en hombres.

¿Aumentaste de peso o tu cuerpo se ha hinchado mucho en poco tiempo? ¿Tus piernas y manos se han engrosado? ¿Experimentas una sensación general de fatiga y calambres en la parte inferior de las piernas? Todo esto pueden ser los primeros síntomas de que sufres de retención de líquidos. Si tu cuerpo retiene gran cantidad de líquido aumentarás de peso y puede generar otras condiciones adversas.

Causas de la retención de líquidos

Por lo general la retención de líquidos no representa una amenaza grave para la salud. Sin embargo, si persiste durante mucho tiempo, puede existir una causa médica subyacente. El edema también puede ser un síntoma de presión arterial alta o una enfermedad del corazón y los vasos sanguíneos.

Hábitos alimentarios poco saludables

Por regla general la retención de líquidos es causada por hábitos dietéticos poco saludables y por comer alimentos no saludables. Es por eso que este artículo enumera una lista de consejos que pueden prevenir o reducir rápidamente la retención de líquidos.

Consejos para reducir la retención de líquidos

  • En tu menú diario, aumenta la cantidad de alimentos ricos en agua y electrolitos, preferiblemente frutas y verduras.
  • Planifica tu actividad física semanal con rutinas y ejercicios que estimulen y mejoren la circulación sanguínea en el cuerpo. Haz ejercicio durante al menos media hora todos los días. Piensa en caminar, andar en bicicleta, nadar y ¿por qué no bailar?
  • Bebe al menos ocho vasos de agua durante el día . Si no eres fanático del agua, reemplázala con jugos de frutas naturales sin azúcares añadidos. Las infusiones de hierbas o el agua aromatizada también garantizan una absorción suficiente de líquido. En una jarra con agua agrega rodajas de limón, naranja y hojas de menta. De esta manera puedes hacer tus propias aguas saborizadas.
  • Vigila el consumo de sal. Solo agrega una pequeña cantidad de sal a tus comidas (o mejor aún, nada de sal) y usa condimentos naturales como hierbas y especias.
  • Evita los alimentos procesados y los refrigerios poco saludables tanto como sea posible, ya que contienen grandes cantidades de sal, endulzantes y colorantes artificiales.
  • Estas comidas preparadas también son ricas en azúcar. También se recomienda controlar su ingesta y utilizar la menor cantidad posible de azúcar blanco refinada.
  • La falta de proteínas también puede promover el edema. Si no tienes una cantidad suficientes de proteínas en tu menú, surge una escasez de albúmina, lo que facilita la acumulación de líquidos en los tejidos corporales.
  • Si el líquido se acumula principalmente en las extremidades inferiores, presta atención a tu descanso: dormir y descansar lo suficiente es muy importante. Toma descansos regulares durante media hora y asegúrate que las piernas estén un poco más altas que la pelvis. Para hacer esto, coloca almohadas o una manta doblada grande debajo de tus piernas.
Consejos para eliminar líquidos retenidos

Consejos adicionales para reducir la retención de líquidos

  • Bebe té e infusiones de hierbas con regularidad para eliminar el exceso de líquido. La mayoría de las infusiones de hierbas estimulan los riñones y aumentan la secreción de líquidos. La pauta para la cantidad correcta es siempre una cucharada de hierba seca por taza de agua. Recuerda: las cerezas contienen excelentes propiedades diuréticas.
  • Si tienes un trabajo sedentario, no te sientes en la silla de su escritorio durante horas. Tome descansos cortos regulares para estirar las piernas y caminar un rato. Esto permitirá activar en tu cuerpo la circulaciónde la sangre. Durante la pausa del almuerzo, aproveche la oportunidad para hacer un ejercicio vigorizante durante diez minutos.
  • Evita usar ropa ajustada, ya que puede impedir la circulación sanguínea. Las prendas holgadas hechas de telas naturales se sentirán más cómodas durante un día de trabajo ajetreado y no interferirán con la buena circulación.

Finalmente, trata de reducir su consumo de refrescos carbonatados y café y evite el uso de productos de harina blanca refinada. Si tomas al pie de la letra todas estas recomendaciones te sentirás en forma rápidamente y te liberarás de los líquidos retenidos, al tiempo que bajarás algunos kilos de más.

Si esta información te ha resultado útil por favor ayuda a otras personas que la necesitan y ¡compárteles este artículo por tus redes sociales favoritas!