anantasana estiramiento de pierna lateral

Aquí verás cómo practicar el estiramiento de pierna lateral o anantasana. Esta asana del yoga te ayudará a lograr mayor flexibilidad, estirar y tonificar tus piernas.

Para ayuda a una mayor comprensión de anantasana te comentamos que el significado de Ananta es “eterno”. Se trata de una postura ideal para quienes practican ciclismo o aman escalar montañas. Vas a lograr estirar cada vez más los músculos de tus piernas y, conforme pase el tiempo, tu cuerpo ganará en elasticidad.

Beneficios del estiramiento de pierna lateral – Anantasana

  • Trabaja la zona posterior de las piernas, dando mayor elasticidad.
  • Permite tonificar los músculos abdominales, de las piernas, glúteos y brazos.
  • Permite mayor elasticidad en los músculos dorsales del cuerpo.
  • Refuerza las articulaciones de las muñecas.
  • Asana ideal para calentar antes de comenzar cualquier sesión de yoga.
  • Permite rehabilitar el movimiento de las piernas a personas que han sufrido algún traumatismo o accidente.
  • Ideal para mujeres durante el embarazo, favoreciendo la apertura de caderas.
  • Ayuda a mejorar la circulación de la sangre al practicar esta asana sobre el lado izquierdo
  • Oxigena el cerebro y el corazón.
  • Ayuda a reducir el estrés y ansiedad
  • Mejora y ayuda a la digestión y metabolismo del cuerpo.

Cómo hacer la postura Anantasana

  1. Colócate en el suelo en la postura del cadáver.
  2. Realiza pausadamente un giro con tu cuerpo a la derecha.
  3. Apoya tu cabeza en tu mano derecha.
  4. Flexiona y levanta con cuidado tu pierna izquierda, tomando el dedo gordo del pie con el pulgar, índice y dedo mayor de tu mano.
  5. Sigue flexionando tu pierna hasta estirarla en posición perpendicular al torso.
  6. Inhala y exhala durante 3 veces. Mantén esta postura por 30 segundos.
  7. Suelta el pie y relájate.
  8. Da la vuelta y realiza esta misma postura del otro lado.

Algunos tips útiles

  • Si aún no tienes mucha elasticidad o flexibilidad, puedes ayudarte con una correa o cinturón para yoga a fin de enlazar el dedo gordo de tu pie y jalar del otro extremo con tu mano.
  • Si cuentas con otra persona, pide que te ayude a estirar tus piernas en el momento de flexionarlas hacia arriba.
  • Ten paciencia y no desesperes. Lograr flexibilidad lleva tiempo y constancia. Al cabo de algún tiempo podrás hacer esta asana por ti mismo.

¿Qué te pareció esta postura de yoga? ¡Comparte cómo hacer desde casa Anantasana – Estiramiento de pierna lateral por redes sociales!